Llega la sextorsión

Una nueva forma de extorsión por correo electrónico amenaza con revelar tu actividad en Internet y poner al descubierto tus perversiones, que se obtuvieron después de un supuesto hackeo. En algunos casos el extorsionador actúa, luego de conseguir imágenes sexuales o desnudos de la víctima.

Los extorsionadores envían un mail con el siguiente mensaje:

No me conocés y estás pensando por qué recibiste este correo, ¿cierto?

Bueno, lo que hice fue poner un malware en un sitio porno y, adivina qué, visitaste ese sitio para divertirte (sabés a qué me refiero). Cuando estabas viendo el video, tu navegador actúa como un RDP (Remote Desktop) y una llave de logueo me dio acceso a tu pantalla y a tu webcam. Justo después de eso, mi software juntó todos de tu cuenta de Facebook Messenger y de tu cuenta de correo.

¿Y qué fue lo que hice? Grabé un video en pantalla partida. En una parte registré el video que estabas viendo (qué buen gusto tienes jajaja), y en la otra parte registré tu webcam (Sip! Tú haciendo chanchadas!).

¿Qué tienes que hacer? Bueno, creo que 1,400 dólares es un precio justo para nuestro secretito. Haz pago en Bitcoins a la dirección de acá abajo (si no sabés cómo, buscá en Google ‘cómo comprar Bitcoins’).

Importante: Tenés 24 horas para hacer el pago. (Tengo un píxel único en este email, y ahora mismo sé que leíste este correo). Si no recibo el pago, voy a mandar tu video a todos tus contactos, incluyendo familiares, compañeros de trabajo y demás. Sin embargo, si me pagás, voy a borrar el video inmediatamente. Si quieres evidencia, contesta con “Sí!” y le mandaré las grabaciones a cinco amigos. Esta oferta no es negociable, así que no pierdas mi tiempo y el tuyo contestando este email”.

No se sabe exactamente cuánta gente cayó en esta trampa, pero según se supo, hasta el momento la billetera Bitcoin habría recibido 16 transacciones por más de 20 mil dólares.

Como medida de seguridad para evitar que hackeen tu cuenta, siempre es conveniente cambiar las contraseñas con frecuencia, utilizar el factor de doble autenticación y evitar descargar archivos adjuntos de correos desconocidos. Tampoco hay que dar información personal como datos de tarjeta de crédito o contraseñas cuando llegue un supuesto pedido de una entidad al correo o por mensaje de WhatsApp. Habitualmente no se pide por esa vía que se compartan datos privados.

También es conveniente sospechar de las falsas promociones que llegan por mail y solicitan al usuario que ingrese a un link y comparta sus datos de tarjeta, para obtener un descuento u obsequio.

@MoodGeek

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s